"Creo este blog con la idea de contar un poco mis cosas,en especial para nadie y para todos.Creo que todos tenemos la necesidad de dejar correr nuestra imaginación y plasmar en algún lado lo que pensamos o sentimos,unos lo hacen y otros no.Pues bien yo lo voy a hacer, y doy comienzo a este mi blog ."


lunes, 7 de septiembre de 2009

FERNANDO ALONSO ¿SI O NO?









En un trazado de 1,8Km de longitud, creado entre la Plaza de América y la Plaza de la Escandalera, el español rodó con varios tipos de vehículos para deleite de todos sus seguidores durante una hora. La fiesta la empezó saliendo a pista como pasajero de un Megane Cabrio descapotable pilotado por Amadeu Sousa (en el que también iban el periodista Antonio Lobato, el presidente de la FEdA, Carlos Gracia, y el alcalde de la ciudad, Gabino Lorenzo) para saludar a todos sus paisanos y fans.

Tras la lenta travesía, el piloto regresaba a los "boxes" situados a las puertas del Teatro Campoamor, para subirse a uno de sus propios karts y comenzar con el verdadero espectáculo. En el FA 125cc con 6 marchas (que alcanzaba los 170Km/h), Alonso se saltó todos los protocolos: dio muchísimas más vueltas de las previstas, hizo múltiples trompos sin manos, algunos caballitos, salidas, se bajó del kart a recoger cámaras para hacer fotos a sus aficionados... en definitiva, que disfrutó como un niño pequeño. Volvió a boxes, dio una vuelta con un Megane RS en el que iban otra vez Gracia y Lorenzo, mareó a la periodista Nira Juanco de laSexta dándole un "paseo" plagado de trompos en un impresionante Megane Trophy que acabó echando humo por todos lados. Esto mismo último hizo con su hermana, que también se lo tuvo que pasar en grande ante sus paisanos.
Pero el momento que todo el mundo estaba esperando era la salida del monoplaza R28 y Fernando no defraudó. Estaba previsto que diese 3 vueltas al circuito con el Fórmula 1, pero el asturiano agotó el tiempo hasta la una de la tarde y rodó casi durante 10 vueltas en las que no faltaron los "donuts" y los trompos.

La fiesta concluyó el la Plaza de la Escandalera, donde Alonso ocultó el R28 tras una cortina de humo producida por los neumáticos del propio coche, para después bajarse y ser laureado por sus aficionados como si hubiese ganado un Gran Premio. Incluso descorchó una botella de champán con la que mojó a todo el que se le puso delante.

En el mismo lugar, con una cara de felicidad que no se puede describir, le regaló su casco al alcalde de la ciudad, Gabino Lorenzo, y se despidió de las más de 100.000 personas que vivieron una mañana inolvidable. Ahora sólo nos queda saber quién disfrutó más ¿la afición o el piloto?

Justo antes de que el espectáculo comenzase, Alonso daba una multitudinaria rueda de prensa en el Teatro Campoamor y le fue entregada una réplica de la placa de la calle que llevará su nombre a partir de ahora: Calle Fernando Alonso Díaz, algo que emocionó mucho al piloto, ya que es el lugar donde vivió más de 20 años.(Formula 1 al día)
Todo esto es bonito ,me gusta que Fernando haga esto en su ciudad donde he visto como mogollón de gente lo ha disfrutado de forma bestial ,pero¿ sabe la gente que algunas fuentes fidedignas apuntan que todo esto costó al ayuntamiento 1 millón de euros?¿no estamos sumidos en una crisis?¿no crece el paro de forma bestial?No se lo que os parece yo no digo nada más.Que la gente opine.

No hay comentarios:

Publicar un comentario