"Creo este blog con la idea de contar un poco mis cosas,en especial para nadie y para todos.Creo que todos tenemos la necesidad de dejar correr nuestra imaginación y plasmar en algún lado lo que pensamos o sentimos,unos lo hacen y otros no.Pues bien yo lo voy a hacer, y doy comienzo a este mi blog ."


viernes, 14 de octubre de 2011

VIERAS GRATINADAS CON GAMBAS







La vieira es el símbolo del peregrino en el Camino de Santiago. La razón es que, al ser típico de las costas de Santiago, antiguamente los peregrinos lo llevaban a sus lugares de origen como prueba de que habían llegado hasta el final del viaje. Además la usaban la concha para beber agua.
Existe una leyenda que intentaría dar una explicación a la elección de la vieira como símbolo jacobeo:
Se cuenta que sucedió en las inmediaciones del lugar donde se varó la barca que transportaba los restos del apóstol desde Palestina. Al parecer, tras la celebración de una boda, iba la comitiva acompañando a los novios siguiendo la tradición que mandaba regresar caminando desde el templo hasta el hogar de la novia, donde se celebraría el banquete. El recorrido discurría por la playa, que presentaba un bravo oleaje. En un momento determinado la comitiva distinguió en el horizonte una barca a la deriva que se acercaba a la playa corriendo serios riesgos de naufragar. Ante esta visión el novio, que cabalgaba junto a su recién estrenada esposa, se decidió a acudir en ayuda de los apurados navegantes y se internó en las aguas sin desmontar de su caballo. Una gigantesca ola lo arrastró hacia las profundidades y, viéndose perdido, invocó a los cielos e inmediatamente sintió una extraña fuerza que lo arrastraba hacia la orilla. Caballo y jinete pisaron tierra firme justo en el momento en que la barca que transportaba los restos del apóstol alcanzaba la orilla. Al salir de las aguas, toda la comitiva pudo observar que, tanto jinete como cabalgadura, estaban completamente cubiertos de conchas de vieira. Todos consideraron la salvación como un milagro debido a la intercesión del cuerpo que se transportaba en la barca y quedaron así indisolublemente unidos para siempre la imagen de Santiago con la concha de vieira. Esta leyenda intentaría, por tanto, explicar la elección de la vieira como símbolo de Santiago realizada por el mismísimo apóstol.
Las distintas culturas la han identificado con la buena suerte, la fecundidad, el nacimiento y la regeneración. Se la llamaba venera pues la tradición la relacionaba con el nacimiento de la diosa Venus.





Parece que ya fue utilizada en ofrendas mortuorias y en ritos prehistóricos, y en la antigüedad era considerada como símbolo del amor, atribuyéndosele efectos afrodisíacos. También están esculpidas en los sarcófagos de los primeros cristianos de las iglesias coptas, recomendadas también en brujería contra el mal de ojo, mala suerte, enfermedades, etc. Pero no figuran en ningún caso asociados a la iconografía cristiana antes del culto a Santiago.
En los bordes extremos del manto disponen de una serie de ojos esféricos de color verde azulado que aunque no «ven» son sensibles a la luz, por lo que la ponen en guardia ante sus depredadores. Su principal depredador es la estrella de mar.
La vieira gallega se distingue de las de Francia y Gran Bretaña por tener un color más intenso con tonos violáceos, y por tener la valva superior casi plana y sus bordes ondulados no encajar con los de la valva inferior, ya que entran un poco en esta y quedan los bordes de la valva superior algo sobresalientes. Esto no pasa en las otras especies donde la valva superior es un poco curva y encaja perfectamente con la inferior al tener un tamaño similar.
Desde hace pocos años, se comenzó a mantener las vieiras en bateas para su engorde y posterior comercialización.
Los ejemplares más grandes pueden llegar al medio kilo de peso.








La viera es uno de los moluscos cuyo precio más se dispara en Navidad ,ahora no está a mal precio y podemos consumirla.Yo las he comprado frescas en una bandeja,ya limpias ,pero sino para abrirla con facilidad se sumerge en agua templada y se deja unos minutos. Cuando se empieza a abrir, se separan las valvas con ayuda de un cuchillo de punta roma. Se eliminan todas las impurezas y adherencias que podrían tener y se procede a prepararla aprovechando su valva más honda o convexa.

Ingredientes:

-8 vieiras de tamaño mediano .
-100 gr. de gambas peladas.
-1 cebolla.
- 2 cucharadas de aceite de oliva.
-2 cucharadas de mantequilla.
 -2 cucharadas de harina.
 - ¼ litro de leche y  sal.
 -8 cucharadas de pan rallado.

Picamos la cebolla y la pochamos en una sartén con un poco de aceite hasta que quede transparente. Añadimos ahora las gambas peladas y las rehogamos con la cebolla. En esta misma sartén añadimos un par de cucharadas de harina y dejamos que se cocine un par de minutos. Incorporamos entonces la leche y removemos hasta obtener una bechamel.
Sobre cada concha (honda) disponemos su correspondiente medallón y su coral, cubriéndolos a continuación con la crema bechamel que elaboramos antes. Espolvoreamos con pan rallado y gratinamos en la parte central del horno hasta que la superficie quede bien dorada.
También podemos gratinarlas con queso como el emmental o similar,pero yo creo que mataría el sabor del marisco.


4 comentarios:

  1. ¿Sabes que tengo vieiras congeladas? Te copio la idea para mañana y te cuento qué dicen los paladares de micasa que seguro es una MAtricula de HOnor para este plato que tiene una pinta de muerte.

    ResponderEliminar
  2. Estas vieiras tienen que estar buenísimas me comería una ahora mismo.
    He descubierto tu blog y me gusta lo que publicas, con tu permiso me quedo de seguidor.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Gracias,yo tambien visité el tuyo y me uno a él.

    ResponderEliminar