"Creo este blog con la idea de contar un poco mis cosas,en especial para nadie y para todos.Creo que todos tenemos la necesidad de dejar correr nuestra imaginación y plasmar en algún lado lo que pensamos o sentimos,unos lo hacen y otros no.Pues bien yo lo voy a hacer, y doy comienzo a este mi blog ."


domingo, 1 de marzo de 2015

GONDAR , EL CAMELOT ETÍOPE.








Gondar o Gonder era la antigua capital imperial de Etiopía y de la provincia histórica de Begemder. Por esta razón la antigua provincia de Begemder es llamada frecuentemente Gondar.

Ubicada a unos 2.200 m., es la mejor puerta de entrada a las montañas Simien, una cadena montañosa de las más altas de Africa con varias cumbres que sobrepasan los 4000. Declarada por la Unesco Patrimonio Histórico-Cultural, en el año 1979 por su complejo Fasil Ghebi, la ciudadela que está rodeada por una muralla de casi un kilómetro de largo.Estas construcciones  presentan un estilo árabe con influencias indias y también europeas, creando un estilo  con una  personalidad única.
Ciudades con castillo hay muchas,  pero lo sorprendente es encontrarlos en Africa, con una población  que generalmente fue nómada  a lo largo de su historia.



Dentro del recinto amurallado encontramos:

 El castillo de Fasilides , edificio de base rectangular flanqueado en las esquinas por cuatro torreones redondos rematados por pequeñas cúpulas, que constituye la obra cumbre del estilo de Gondar, este se visita bien por dentro,  recorriendo algunas de sus estancias.
   El castillo del emperador Iyasu , el edificio más alto de Gondar, construido entre 1682 y 1706.
   La cancillería y la biblioteca de Tzadich Yohannes, dos pabellones anexos al castillo de Fasilides.
   El salón de banquetes.
   La tumba del caballo del rey Fasilides.
   Tres iglesias, entre las que destaca la capilla de San Antonio, con bellas pinturas murales y varias
    cuadras.







Como curiosidad, he leído en "Misterios.co" que los fans de “El Señor de los Anillos”, recordarán sin duda el nombre de Gondor, “La ciudad de piedra” en el idioma élfico que inventó Tolkien, pues el escritor se inspiró en esta ciudad, llamada originalmente Gonder.






Por otro lado encontramos , los baños de Fasilides, un palacio de varios pisos en un estanque dentro de un extenso terreno de recreo, donde anualmente aún tiene lugar una de las más espectaculares celebraciones, pues el bautismo ritual se celebra en cada 19 de enero, en las fiestas de la epifanía o Timkat, con un gran fervor religioso acudiendo gentes de todo el país.















Una de las iglesias que más me gusto se encuentra aquí, es la de Debre Berhan Selassie.
                                   









Es la única construida durante el imperio de Gondar que  que sobrevivió entera a la destrucción generalizada de los derviches sudaneses. Las leyendas cuentan que enjambres de abejas los echaron no dejándolos aproximarse a ella.







Fue construida por Iyasu I , a finales del siglo XVII. El techo y las paredes están cubiertas de pinturas que cuentan pasajes  de la vida de Jesucristo, la Virgen, algunos santos y apóstoles y del emperador Iyasu I. 






Lo más increíble , son los ángeles con alas del techo, hay unos ochenta querubines que miran con unos grandes ojos hacia todas las direcciones.Querubines que ya son un icono en el arte de Etiopía.













Gondar tiene ese halo de misterio del medievo , en una ciudad enclavada en el cuerno de Africa , que la hace fascinante.

En cuanto al apartado gastronómico os contaré que la comida más típica y casi única en todo el país es la" Injera" que es el pan etíope. Tiene un sabor agrio muy característico y especial. Se realiza con la harina de teff (el teff es un cereal local –sin gluten- de granos muy pequeños, que es muy difícil de encontrar fuera de Etiopía). La injera tiene forma redonda y de un gran tamaño. Se utiliza como plato donde se ponen los alimentos y pellizcando trozos es lo que se usa para comer a modo de cuchara. Se cuece sobre placas de arcilla colocadas sobre el fuego.Tuvimos la ocasión de ver como se preparaba en una pequeña aldea.






Tengo que decir que lógicamente la probé , no me gusto mucho ,la verdad. El pan tiene un sabor bastante agrio y los ingredientes que lo acompañan en su mayoría pican mucho, cosa que a ellos les encanta.



 Pero siempre nos queda la comida en los buenos hoteles , como estos "frixuelos"que me transportaron a Asturias por un momento .






Pero he de decir que cocinan de maravilla y creo que tiene mucha importancia que la materia prima es de calidad,ya que se compra básicamente  a campesinos y ganaderos de las distintas zonas , sin que ninguna industria medie , vamos : eco , eco , del todo.
Y sino que me decís de este pastel de carne recién horneado....aún lo recuerdo.









1 comentario:

  1. Hace unos años, probé la Injera en un bar de Florencia, durante una noche tematica dedicada a Etiopia, y tampoco me gusto este sabor tan agrio. En todo caso, gracias por esta entrada tan interesante.

    ResponderEliminar