"Creo este blog con la idea de contar un poco mis cosas,en especial para nadie y para todos.Creo que todos tenemos la necesidad de dejar correr nuestra imaginación y plasmar en algún lado lo que pensamos o sentimos,unos lo hacen y otros no.Pues bien yo lo voy a hacer, y doy comienzo a este mi blog ."


domingo, 12 de julio de 2015

SINGAPUR O "LA CIUDAD LEON".











El nombre se Singapur deriva de la palabra malaya  " Singapura " , Shinga significa león y pura ciudad .
Singapur se sitúa entre Malasia e  Indonesia y es una república formada por 64 islas.En la isla principal se sitúa la ciudad de Singapur que te recibe con la sensación de la perfección, todo esta súper limpio y en el más impoluto orden.
Aterrice en Singapur a eso de las 05.30 de la mañana , llegué al hotel (Mandarin Oriental : Impresionante) deje mis maletas , una ducha y a patear una  ciudad que empezaba a amanecer y despertarse. Me encanto pasear por unas calles casi vacías y ver salir el sol en la Bahía con la sombra del hotel Marina Bay Sands(famoso por su piscina infinity en la azotea y sus tres torres que albergan también un centro comercial de súper lujo que posee un canal imitando a Venezia con gondoleros y todo) y el Museo De las Artes y las Ciencias en forma de flor de loto con un techo retráctil, proporcionando una cascada a través del techo del agua de lluvia recogida cuando esté cerrado por el día y con juegos de luces láser cuando se abra por la noche. Al otro lado del Marina el skayline de Singapur asomándose al la bahía que me encanto con la primera luz de la mañana reflejándose en sus rascacielos.






Singapur es un país con apenas 50 años de historia desde su independencia de Malasia , convirtiéndose así en el único país en obtener la independencia en contra de su propia voluntad en la historia del mundo moderno, ya que en 1963 cuando los Británicos se fueron fue expulsada debido a que la mayoría china de su población fue vista como una amenaza a la dominación Malaya. 

En estos años ha pasado de ser un país conflictivo y peligroso a ser la ciudad que todo el mundo quisiera: limpia , ordenada , sin delincuencia ....esto fue al llegar al poder en el 2004 Lee Hsien Loong , cuando se produjeron grandes cambios que se pueden catalogar de represivos y radicales. Hace unos 15 años había unos 500.000 presos en las cárceles y seis meses después solo quedaban 50. Se adopto la pena de muerte y el trabajo forzado para los criminales confesos, narcotraficantes y violadores probados , siendo los más repetitivos condenados a muerte.
 Hoy en día su sistema es el parlamentario y con la depuración de los distintos poderes y nuevas legislaciones hacen que Singapur sea un país estable al que alguien denominó como "Disneylandia con pena de muerte".

Singapur esta formada por distintos distritos :  Marina Bay que fue mi primera incursión y que alberga también los jardines de la bahía que son algo impresionante y digno de destacar, tuve la sensación de encontrarme dentro de la peli de Avatar con sus gigantescos árboles fotovoltaicos que al atardecer se iluminan creando un paisaje casi mágico, superó todas mis expectativas con diferencia , es precioso y bien merece la pena dedicarle un buen rato a pasear por ellos.













El Civic District que conserva parte de la historia de Singapur en forma de monumentos, edificios y museos.

Orchard Road que  deja a cualquier persona  ojiplática  ante la gran concentración de centros comerciales( yo también pique y compre y compre...) en un único lugar , se pasa de uno a otro sin enterarte.




El Business District que alberga uno de los más importantes centros financieros del mundo.





El Singapure River muestra como una zona  de muelles y almacenes ha sido revitalizada convirtiéndola en un importante centro culinario y de diversión de la ciudad, preciosa y con mucho ambiente  para tomarte una copa y cenar genial.








Y los barrios étnicos como Little India, Chinatown y el Arab Quarter mantienen viva la memoria de las tres grandes etnias que forman Singapur.    




















Me gustaron mucho los templos de Little India y el barrio chino, sobretodo los hindúes que con el colorido que tienen molan.






Tuve mala suerte con la mezquita de cúpula dorada del barrio Arabe que se encontraba tapada por obras y me quedé sin verla.










En cuanto a su gastronomía he de decir que se come muy bien, teniendo cuidado con el picante, ya sabido en esta zona, la comida es fantástica.

Los hawckers son una visita obligada. Son food courts fruto de la agrupación de muchos vendedores de comida ambulantes. Están por todos lados. La comida que allí podemos encontrar es muy buena y a precios asequibles. Uno de estos hawkers es Maxwell, en Chinatown, pero también los encuentras en los centros comerciales que con el calor que hace  el aire acondicionado se agradece.
El plato nacional quizás sea  el arroz con pollo, pero yo me decante por la comida thai casi al completo, volver a ver como preparaban en un gran wok un buen plato de Pad-Thai es algo a lo que no me puedo resistir.







Me encanto pasear por  esta ciudad , en general , pasando desde su monstruosas y modernas calles a los pocos reductos de estos barrios étnicos con sus cuidadas casitas coloniales.
Singapore bien merece un viaje.