"Creo este blog con la idea de contar un poco mis cosas,en especial para nadie y para todos.Creo que todos tenemos la necesidad de dejar correr nuestra imaginación y plasmar en algún lado lo que pensamos o sentimos,unos lo hacen y otros no.Pues bien yo lo voy a hacer, y doy comienzo a este mi blog ."


miércoles, 8 de enero de 2014

ANGULAS DEL CANTABRICO









La angula es el alevín del pez anguila, único alevín permitido por las leyes de pesca. Cuando se encuentra en los mercados de pescado suele tener 1 gramo de peso, mide algo menos de 8 centímetros de longitud y tiene entre dos o tres años de vida. Las angulas comercializadas suelen estar cocidas, en caso de estar vivas son transparentes. Suelen encontrarse envasadas al vacío









La pesca de la angula tiene sus peculiaridades. Se realiza de noche en las playas o en las rías. En estas últimas se suelen obtener más capturas con la marea alta -o subiendo-, mientras que en los arenales el flujo de los niveles del mar no importa tanto. Para atrapar a la cría de la anguila se utilizan distintas clases de cedazos en función de dónde se realice la pesca.
Las mejores noches para atrapar a esta especie son las que se denominan 'oscuradas', que son las que van desde el cuarto menguante al cuarto creciente. También suelen ser prolíficas las jornadas con riadas o en las que hay bastante oleaje. Y es que esta es una especie que se pesca mejor cuando las condiciones meteorológicas son adversas. En una noche normal un pescador puede capturar entre 100 y 300 gramos de esta especie, aunque en una jornada buena puede superar el kilo. Eso sí, son pocos los días en los que los profesionales consiguen llegar a estas cifras.

Estas se las regalaron a mi madre el día de reyes,buen regalo y me toco hacerlas, fue todo un placer y lo mejor comerlas,un verdadero manjar de dioses.
Las angulas se deben de lavar muy bien con agua moviendolas. 







Luego se secan con un paño con cuidado.Los ingredientes son simples:
  1. Un buen aceite de oliva.
  2. unos dientes de ajo
  3. guindilla.












Se pone una cazuela al fuego con aceite, se incorpora el ajo picado y unas guindillas al gusto.Cuando el ajo está dorado se añaden las angulas y se les da una vuelta con una cuchara de madera para que se cojan bien el aceite y se haga que no será más de un minuto.
Se sirven calientes y chisporreteando.
Más sencillo y exquisito imposible.














No hay comentarios:

Publicar un comentario